Blog de Trabber

Vuelos Hoteles Coches Buses / Trenes Respuestas



¿Son los gastos de viaje deducibles en IVA?

22 Noviembre 2016

gastos-deducibles

Si tienes una empresa o eres autónomo, debes saber que en algunos casos te puedes deducir el IVA de gastos de viaje como vuelos, hoteles o alquiler de coche.

Averiguar qué gastos son los que te puedes deducir como empresa o autónomo en las declaraciones de IVA a veces resulta complicado. Especialmente resbaladizo es el tema de los gastos deducibles de viajes y restauración.

Hoy hemos hablado con la gestoría online Acompany y sus asesores fiscales nos han dado una serie de recomendaciones para saber qué gastos de viajes vale la pena declarar a Hacienda y cuáles no.

Requisitos para que un gasto sea deducible en IVA

Primero de todo hay que tener en cuenta que sea cual sea el gasto, para que este sea deducible, se deben cumplir los siguientes requisitos específicos:

  1. El gasto tiene que estar vinculado con la actividad del negocio. Es decir, que se pueda llegar a obtener un beneficio derivado de dicho gasto y se pueda demostrar que no se hizo por ninguna razón de carácter privado.
  2. Tener un documento de justificación adecuado. Este punto es importante. No sirven los tickets ni las facturas informales, son necesarias facturas completas en todos sus apartados.
  3. Haber registrado debidamente el gasto en la contabilidad de la empresa.

Gastos de viaje: vuelos, hoteles, vehículos

Primero de todo tenemos que saber que Hacienda no suele ver con buenos ojos que nos queramos deducir el IVA de gastos de viajes como transportes, hoteles, comidas, cenas, espectáculos y actividades de ocio en general. Entiende que son actividades que suelen estar relacionadas con el tiempo libre. ¿Pedir a Hacienda que te deduzca el 21% de IVA de tu viaje a las Maldivas?

gastos-deducibles-malvidas

Por eso, para desgravarnos los gastos de viajes sin problemas tenemos que poder demostrar que estos viajes se hicieron durante el tiempo de trabajo y se realizaron por el beneficio del negocio. Es muy importante que sea así porque, de lo contrario, nos podemos ver envueltos en una inspección de Hacienda o recibir sanciones.

Un ejemplo puede ser que el viaje se hiciera para captar a un nuevo cliente, visitar a un proveedor o asistir a ferias, congresos, seminarios o exposiciones por el bien de la empresa o por la promoción del trabajador autónomo. En estos casos los gastos derivados de esta actividad pueden ser deducibles en IVA: vuelos, hoteles, gastos de manutención e incluso alquiler de vehículos. Pero recuerda, tienes que ser muy riguroso, poder justificarlos debidamente y disponer de facturas detalladas.

En un tema que puede dar lugar a muchas interpretaciones, pero que puede resultar un gran ahorro para nuestro negocio. Consulta siempre con un asesor fiscal para resolver todas tus dudas.

¡Feliz viaje y prósperos negocios!

Si te ha gustado el artículo, compártelo con tus amigos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *